Lidl y Algramo suman en el camino de la sostenibilidad

En la “memoria de sostenibilidad” del Grupo Schwarz de los año 2018 y 2019 aparecieron por primera vez las iniciativas y actividades sostenibles que la cadena de hipermercados Lidl había llevado a cabo. Y es que desde entonces su compromiso con las personas y con el medio ambiente ha sido inamovible. Ahora, y bajo su estrategia de reducción de plásticos, Lidl se ha asociado con Algramo, una startup de economía circular chilena para aterrizar con ella en la localidad de Kingswinford, en Reino Unido.

Esta sinergia ha permitido el desembarco en Europa de Algramo con su plan piloto de dispensadores de recarga de la marca Formil. Un modelo que ha sido un éxito en Chile, Estados Unidos y en Indonesia.

Con éstos dispensadores no sólo se ahorrará plástico virgen en nuevos envases de un solo uso ( los consumidores llevan su envase reutilizable de casa) si no que además, se ahorrarán costes y el producto será más barato para el consumidor.

Algramo
Dispensadores Algramo en hipermercado Lidl. 

El objetivo de Algramo es la expansión por Europa de la mano de Lidl y la posible incursión en México a finales de 2022.

Algramo incluye una app, dispensadores IoT y envases inteligentes recargables, que contienen un chip RFID, que permite tener trazabilidad del producto, gestionar de forma más eficiente futuras recarga, y conocer in situ el impacto ambiental que se está generando.

«Estamos muy felices de dar este primer paso en el mercado europeo de la mano de una de las cadenas de supermercados más grandes de la región, que solo en el Reino Unido cuenta con más de 900 tiendas», señaló José Manuel Moller, fundador y CEO de Algramo.

Comprometidos con

ODS

Botellas