La comida rápida aboga por la economía circular y el reciclaje de plásticos en España

La comida rápida también es sostenible. Y un gran ejemplo de ello es ésta noticia.

La empresa Solteco será la encargada de reciclar los plásticos generados por Burger King y Popeyes en España y en Calcher fabricarán el mobiliario exterior para las terrazas de los establecimientos.

Los plásticos que utilizarán serán el papel film y el del embalaje del transporte.

Y como no hay nada mejor que la colaboración para que éste tipo de proyectos salga hacia delante, contarán también con Hahn Kunststoffe, que recupera residuos domésticos del contenedor amarillo o plásticos industriales para transformarlos en el material reciclado que posteriormente BMC también convertirá en muebles para las terrazas de ambas marcas.

La inversión, que ronda los dos millones y medio de euros, servirá para aprovechar todos los recursos de la cadena de valor y así poder reforzar su plan de sostenibilidad y promover la economía circular.

“La sostenibilidad es una de nuestras prioridades. En 2019 iniciamos nuestra política de reducción de plásticos y hasta ahora, hemos podido ahorrar más de 1.000 toneladas de este residuo y hemos sustituido los plásticos de un solo uso de todos nuestros establecimientos en España por alternativas más sostenibles”, explica Borja Hernández de Alba, director general de RB Iberia.

“Hemos continuado con nuestro concepto de restaurante sostenible, que incorpora placas fotovoltaicas, cargadores para vehículos eléctricos y todo tipo de tecnología de vanguardia para orientarlos hacia la eficiencia energética y reducir el impacto medioambiental. Y ahora, anunciamos nuestra unión a estas empresas líderes en el campo del reciclaje y la reutilización de los recursos para darle una segunda vida a los plásticos que generemos”, concluye.

Amparo Albuixech, de Calcher Global Solutions, afirma: “esperamos que este sea solo el primer paso de una serie de proyectos en común para continuar dándole forma a estos restaurantes sostenibles”.

Por su parte, el director general de Solteco, José Vicente Sainz Pérez, añade: “esta colaboración con Burger King y Popeyes evita que los plásticos lleguen a los vertederos, ya que utilizamos los residuos plásticos que generan ambas marcas en todo el territorio nacional, no reciclables en otros procesos de fabricación. Los transformamos en las tablas que Calcher utiliza posteriormente en la fabricación de las terrazas de los restaurantes de ambas cadenas, cumpliendo con los requisitos de economía circular y de Km. 0, reciclando allí donde se genera el residuo y evitando largos desplazamientos. Nos diferenciamos así de otros fabricantes europeos y, además, certificamos todo el proceso, en el que no utilizamos agua, evitando generar lixiviados. El resultado final es un producto con una durabilidad superior a los 10 años, que no se astilla, ni se oxida ni se pudre. Otro de los aspectos positivos es que tampoco le afectan la sal marina, ni el agua ni la humedad”.

BMC ha seleccionado el material Hanit, de la marca Hahn Kunststoffe atendiendo a los principios de economía circular integrados en los procesos de diseño y a la capacidad tecnológica de la marca, que a día de hoy ofrece mayor número de soluciones y formatos que sus competidores. Destacando que se trata de un material premiado con “Der Blaue Engel“(el Ángel azul), una de las etiquetas con mayor prestigio a nivel mundial en cuanto a exigencia de criterios se refiere, libre de contaminantes, 100% Reciclable, de larga vida útil, resistente a la intemperie y al agua, fabricado sin impregnación, y enfocado en reducir los vertederos al utilizar plástico reciclado doméstico. Además, su instalación sin maquinaria pesada y bajo peso reduce los costos de transporte minimizando el impacto medioambiental en la Huella de Carbono.

Solteco otorgará un certificado de trazabilidad y sostenibilidad a Burger King y Popeyes, que acredita que este proyecto constituye una iniciativa de economía circular.

Comprometidos con

ODS

Botellas